Con modelos cerebrales avanzados utilizados a nivel mundial, en el Arco de Medicina de la Universidad de Concepción, el fisiólogo Luis Aguayo dio -el que podría ser- el paso más importante de la historia para combatir la adicción al alcohol.

Ver nota en TVU