La Red de Investigadoras (RedI), que agrupa a mujeres científicas e investigadoras de universidades de todo el país, organizó el Primer Congreso Interdisciplinario con Enfoque de Género en cuatro ciudades del país, incluyendo Concepción.

Las académicas se reunieron en la UdeC para conversar sobre las investigaciones que realizan, los desafíos que enfrentan ante la inequidad de género a la hora de enfrentar la maternidad y el trabajo, y cuáles fueron las fuentes de inspiración para convertirse en investigadoras.

Entre quienes presentaron, estuvieron las académicas Ignacia Calixto, quien estudia los tsunamis a partir de la sismología en el Departamento de Geofísica y comentó los problemas para postular a fondos tras su pre y post natal; Laura Farías, del Laboratorio de Biogeoquímica Isotópica de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, quien trabaja en un área donde 26 de 30 investigadores son hombres; y Gina Pecci, de la Facultad de Ciencias Químicas, quien se encuentra desarrollando un Núcleo Milenio sobre Química Sustentable y comentó las dificultades para convencer a las empresas de tener procesos más limpios.

Las organizadoras del encuentro pertenecen a la Red de Investigadoras, grupo que además desarrolló este seminario en Santiago, Rancagua y Valdivia.

Jacqueline Sepúlveda, profesora titular del Departamento de Farmacología de la Facultad de Ciencias Biológicas y una de las organizadoras, señaló que este “es un hito histórico; lograr que un congreso se haga en varias regiones del país. Queremos visibilizar el quehacer científico y tecnológico de las mujeres, pero también fomentar el trabajo interdisciplinario entre ellas”.

En la cita estuvieron presentes la Vicerrectora de Investigación y Desarrollo, Andrea Rodríguez; la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Marissa Barro y la Directora de Equidad de Género y Diversidad, Lucía Saldaña.

Sobre el seminario, aseguró que “permite visibilizar la contribución de las mujeres a la ciencia en distintos ámbitos, que está bastante oculta”. Esta invisibilización, explicó, tiene que ver con el bajo número de mujeres que ganan fondos como investigadora principal o que publica como primera autora.

Respecto a los incentivos que faltan para que más mujeres elijan estudiar carreras científicas y mantenerse en los laboratorios, Saldaña aseguró que “necesitamos oportunidades iguales y eso significa que haya conciliación de trabajo y familia para hombres y mujeres en esos espacios, para que las mujeres no vean mermada su carrera por tener hijos”.

En ese sentido, la Seremi Barro señaló que las brechas de disminuyen trabajando en conjunto. “Somos todos responsables de las carreras que eligen las mujeres, hay que trabajar en forma conjunta y colaborativa, los colegios y liceos, las universidades y las empresas, porque la investigación también debiera darse allí”.

VER NOTA EN PANORAMA UDEC