Los trabajos realizados en el Departamento de Fisiología de la Facultad de Ciencias Biológicas UdeC por Jessica Panes y Nicolás Muñoz, fueron distinguidos con el premio Fernando García Huidobro que entregó la Sociedad Chilena de Farmacología a los mejores trabajos científicos presentados por estudiantes de universidades de todo el país. Sus investigaciones se centran en la obtención de nuevos blancos terapéuticos para prevenir los síntomas de la enfermedad neurodegenerativa.

Cerca de 100 investigaciones fueron presentadas en el marco del XL Congreso Anual de Sociedad Chilena de Farmacología (SOFARCHI) realizado recientemente en la ciudad de Santa Cruz, Región de O´higgins; donde estuvieron representadas universidades de todo el país.

En el cónclave, donde también se conmemoraron los 40 años de existencia de la sociedad; se entregó por primera vez el premio Fernando García Huidobro, en honor a uno de los primeros impulsores de la farmacología en Chile. A través de esta distinción se buscó destacar los mejores trabajos científicos, galardón que recayó en dos estudiantes del Departamento de Fisiología de la Universidad de Concepción.

Se trata de la estudiante del programa de doctorado en Ciencias Biológicas, mención Biología Celular y Molecular, la Bioquímica Jessica Panes Fernández y el tesista de la carrera de Bioquímica, Nicolás Muñoz Molina, ambos con investigaciones asociadas a la enfermedad de Alzheimer.

El director del Departamento de Fisiología, Jorge Fuentealba Arcos, indicó que “estamos muy contentos porque es un honor considerar que nuestros estudiantes han sido distinguidos con este reconocimiento, porque también da cuenta de la calidad y la excelencia con la que estamos haciendo investigación”. El académico agregó que “esto, además, reafirma nuestra política llevar a los estudiantes a reuniones científicas donde pueden discutir, analizar y rebatir sus datos para un proceso de formación que es relevante para ellos”, expresó.

En relación con su investigación, Jessica Panes explicó que “el trabajo se enmarca en el estudio de los mecanismos celulares que se encargan de determinar el correcto funcionamiento de la mitocondria, organelo clave en determinar la sobrevida de las neuronas”. Agregó que “se ha visto que estas células son las que se ven principalmente afectadas en la enfermedad, su mal funcionamiento y muerte es causado por el péptido beta amiloide. Sin embargo, no existen terapias efectivas que ataquen tempranamente los efectos letales de este péptido”.

En base a esta premisa, Panes indicó que “quisimos dilucidar una vía clave en la sobrevida de la mitocondria y, por lo tanto, de la neurona; que permita prevenir los efectos del deterioro de la Enfermedad Alzheimer en base a combatir tempranamente los efectos del péptido”, expuso.

Los hallazgos de este estudio se encuentran actualmente en fase de preparación para ser publicado.

El poder de los productos naturales

Motivado por encontrar fármacos más efectivos, seguros y de menor precio, el tesista de la carrera de Bioquímica Nicolás Muñoz Molina, buscó una solución en la naturaleza de Chiloé. Las particulares características geográficas de la Isla Grande permiten la obtención de un producto con cualidades únicas en el mundo, como lo es el ajo negro chilote.

“En los últimos años se han investigado las propiedades del ajo chilote o allium ampeloprasum, el cual se obtiene a partir de un proceso de añejamiento sobre el ajo negro, sobre el que se aplican condiciones particulares de humedad y temperatura durante un tiempo específico”, señaló Muñoz Molina.

“Analizamos la composición química del ajo blanco común en relación con el ajo negro chilote y se comprobó que el proceso de añejamiento generaba cambios que son inocuos para las neuronas”, agregó el tesista del Departamento de Fisiología de la UdeC.

En esta línea, la investigación determinó que el ajo negro chilote posee una gran función antioxidante gracias a su capacidad de capturar radicales libres. “Más aún, en un modelo de la enfermedad de Alzheimer, observamos que el ajo negro chilote protege la vida de las células frente a la toxicidad del péptido Beta-Amiloide y, además, protegía la morfología de neuronas” concluyó Muñoz.

Por otra parte el futuro bioquímico explicó que el péptido AB necesita agregarse para ser tóxico, “vimos que frente a ensayos con ajo chilote este péptido se agrega menos, por lo que se sugiere que puede ser útil en la prevención de enfermedades neurodegenerativas y más específicamente sobre el Alzheimer”, puntualizó.

Gracias a esta investigación, quedan comprobadas las potencialidades de este producto nacional en la prevención y retardo de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, tanto en su futuro farmacológico, como en su sólo consumo en diversas preparaciones.

Ver también: Importante participación de FCB en XL Congreso Anual de la SOFARCHI

Fuente: Fabiola Valdebenito – Jorge Fuentealba