La actividad triplicó el número de participantes en relación con la edición pasada y en esta ocasión contó con secciones especializadas y en paralelo.

El verano y sus altas temperaturas no fueron un impedimento para que durante una semana 80 personas fueran parte del curso «Introducción a la programación en Python», instancia organizada por las facultades de Ciencias Biológicas y Ciencias Físicas y Matemáticas, y que se enmarcó en la Escuela de Verano UdeC “Albor Centenario”.

El objetivo de esta iniciativa fue introducir a los participantes en el lenguaje de programación Python, una herramienta que destaca mundialmente por su versatilidad, puesto que con ella se pueden realizar múltiples tareas computacionales frecuentes.

“Preparar a docentes y a nuevos científicos en la utilización de un lenguaje computacional para poder realizar mejor investigación, utilizar la programación como un lenguaje para poder enseñar asignaturas y poder traspasar esto a los niños y a las nuevas generaciones”. Así explicó Alexis Salas, doctor en Ciencias Biológicas y organizador de la instancia, junto al doctor Guillermo Rubilar, el objetivo al que apuntó la actividad este año.

Respecto de ediciones pasadas, esta versión del evento quedó marcada por el debut de una nueva modalidad. Y es que tal como indicó el Dr. Rubilar, en esta ocasión hubo dos secciones en paralelo, “una orientada al uso del lenguaje Python en el ámbito educacional y en el de la salud; y la otra especializada en la aplicación del lenguaje Python como herramienta científica”.

Otra novedad, comentó el académico, fue la alta convocatoria del evento. “Una de las cosas nuevas que hicimos fue ampliar la oferta a más personas. Esa es la razón por la que este año tenemos dos secciones. La vez anterior pudimos ofrecer el curso a aproximadamente 25 asistentes y en esta oportunidad solo en la sección científica había cerca de 45 personas, mientras que en la sección educacional participaron alrededor de 40 personas”.

Al respecto, Víctor Fica, tesista en Magíster de Bioquímica e Informática, quien participó dictando charlas en la sección destinada a educadores, destacó la disposición que manifestaron los asistentes a lo largo del curso. “La convocatoria estuvo súper buena, se notaba que la gente estaba motivada con el curso, siempre se mostraron muy participativos todos. Tuvimos buena interacción con los alumnos”, sostuvo.

En ese sentido, Pedro Olbrich, diseñador gráfico y uno de los asistentes al curso, comentó el éxito que para él significa haber sido parte de éste. “El taller fue bastante completo. Entendí la base de la programación en Python y llené todos los vacíos que tenía sobre éste. Yo venía con la expectativa de aprender lo básico y ahora siento que me voy con un poco más que eso. Me voy muy conforme”, puntualizó.

Finalmente, el doctor Alexis Salas hizo un balance sobre el desarrollo del curso. “Pese a que es verano y todos deberíamos estar en vacaciones, se avanzó bastante. Personas que tenían muy baja experiencia en programación, aprendieron a usar el código, ahora entienden más cómo funciona su computador y cómo funciona su entorno. Pienso que se avanzó bastante en eso. Quedaron muchos desafíos pendientes, pero seguiremos trabajando”, concluyó.

 

Fuente: Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas